Charlotte de fresas

¡¡¡¡¡FELIZ AÑO A TODOS!!!!!

Comenzamos el año repletos de alegría, ilusión y muchas esperanzas, pidiendo un mundo más sensato y más humano y dando gracias por todo lo que nos rodea.

La tarta de hoy es una pequeña muestra de agradecimiento, en este caso dedicada a mi marido, ya que la hice hace dos días por nuestro aniversario de boda.

fresa1

Llevaba tiempo que me rondaba por la cabeza hacerla y qué mejor ocasión que esta. Siempre me había intrigado muchísimo como podían quedar los bizcochos de soletilla tan rectitos…y la respuesta la obtuve de La Cuinera.

fresa2

Os cuento: hace unos meses hice un curso online con Ester Roelas (La Cuinera), que fue absolutamente productivo. Aprendí técnicas nuevas que jamás hubiese imaginado y sobre todo conocí (virtualmente) a una persona absolutamente dispuesta a compartir “sus secretos pasteleros” con el único objetivo de enseñarnos esta pasión tan bonita.

Como regalo extra nos enseñó a hacer esta tarta tan cuqui y amorosa, de la que os copio la receta para que intentéis hacerla en la primera ocasión que tengáis. En la página web de La Cuinera encontratreis incluso un video de la elaboración que os guiará perfectamente paso a paso.

fresa6

Ya sabéis, que yo disfruto compartiendo con vosotros las recetas que “siempre salen bien”, doy fe que con unos conocimientos mínimos y siguiendo paso a paso la receta, midiendo exhaustivamente los ingredientes y con una pizca de cariño, lograreis hornear lo que os propongáis.

fresa3

Veréis que la receta es para dos tartas de 11cm de diámetro y 4,5cm de alto. Ya hice una sola tarta de 14 cm de diámetro y la bavaroise me llegó justita. Cuando la vuelva a hacer añadiré un huevo más y aumentaré el resto de los ingredientes de forma proporcional.

fresa4

fresa5

La receta de los bizcochos de soletilla es también de La Cuinera, y yo los publiqué aquí por si queréis echar un ojo.

fresa8

Con mucho cariño y con las pilas cargadas, nos vemos en breve.

Os copio la receta tal cual.

Besos.

RECETA CHARLOTTE.

Lo primero que haremos es, encima del papel de hornear, con un rotulador, marcamos con ayuda de nuestro aro de pastelería, dos circunferencias (para dos tartas) y marcamos el largo de nuestro aro y el ancho, en mi caso marqué 5cm de ancho para que hiciera medio centímetro mas de ancho, y 40cm de largo, pero esto lo tendréis que adaptar al tamaño de vuestro aro (en el vídeo lo veréis mejor).

Es importante que le deis la vuelta a la hoja de papel de horno, para que la parte con tinta, quede boca abajo, si no se puede traspasar la tinta del rotulado a nuestro bizcocho.

Hacemos la masa de bizcocho. Pero esta vez, en vez de hacer bizcochos sueltos, lo hacemos como veremos en el vídeo, es decir, dibujaremos dos circunferencias, y dos tiras de mini bizcochos para hacer las paredes de nuestra tarta (si hacemos solo una tarta, hacemos la mitad de la receta). La boquilla que yo he usado es redonda, de 8mm.

Espolvoreamos con azúcar glace y horneamos a 180ºC, calor arriba y abajo, ventilador si tenemos, unos 10 minutos.

Una vez fuera del horno, lo dejamos enfriar encima del papel de horno.

Mientras, hacemos un almíbar:

  • 50gr azúcar
  • 50gr agua
  • 30gr licor de higos (o cualquier licor o aguardiente)

Hervimos el agua con el azúcar, justo cuando arranque el hervor, retiramos del fuego agregamos el licor. Reservamos para más tarde.


Hacemos la bavaroise:

  • 125gr leche entera
  • 40gr azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 130gr nata con un 35% materia grasa
  • 1 hoja de gelatina
  • 1/2 vaina de vainilla fresca

Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

En un cazo, juntamos la leche y la vaina de vainilla raspada, llevamos a hervor.

Al mismo tiempo, en un cuenco, batimos ligeramente las yemas con el azúcar.

Cuando la leche hierva, la volcamos encima de las yemas, sin parar de remover.

Volvemos a llevar todo junto al fuego y cocemos, sin parar de remover, hasta que alcance los 85ºC.

Retiramos y pasamos a un cuenco.

Lo tenemos que enfriar a 26ºC, para ello, si queremos ir rápido, nos podemos ayudar de un baño maría frío, es decir, ponemos un cuenco con agua y hielo, encima el cuenco con la crema inglesa que acabamos de hacer, y vamos removiendo hasta que baje a los 26ºC.

Una vez a 26ºC, agregamos la gelatina escurrida, y fundida en el microondas (dentro de un vaso mismo).

Hacemos nata semi montada, eso es, cuando montamos nata, justo cuando se empiezan a marcar las varillas, que aun está semi líquida/semi espesa.

Incorporamos la nata a la crema con movimientos envolventes.

 

Montamos la tarta:

Preparamos nuestro aro con un rodoid (o rollo de acetato), lo colocamos encima de una bandeja con papel de horno o tapete de silicona.

Empapamos bien nuestros bizcochos con el almíbar.

Ponemos una circunferencia de bizcocho como base, y la tira de bizcochitos, como pared de nuestra tarta.

Rellenamos con la bavaroise, pero no hasta el borde, dejar un par de centímetros sin rellenar, para poder colocar luego la fruta.

Dejamos o bien tres horas en la nevera, o una hora en el congelador (yo la dejé toda la noche y al día siguiente la decoré).

Decoramos al gusto con la fruta escogida (en mi caso higos y cuatro fresitas), podéis ponerle de decoración lo que más os guste.”

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *